La libertad de expresión es un derecho  garantizado en la Constitución Política vigente hoy en Chile. Exigimos que ningún ciudadano sea molestado, perseguido o golpeado por emitir juicios o distribuir información. La libertad de pensamiento y de expresión, es un derecho que los nacional-socialistas no vamos a permitir que se nos quite.

Exigimos que en Chile no se criminalice el pensamiento y la investigación histórica como sucede en algunos países europeos. La revisión de hechos históricos y la difusión de estos estudios, es una forma de libertad de pensamiento y de expresión, la cual no puede ser criminalizada o perseguida por Ley.

Exigimos los mismos derechos y beneficios de los cuales gozan todos los partidos y movimientos políticos que existen en Chile. No aceptaremos que se nos discrimine por pensar distinto como se está haciendo hoy, en donde se permite la difusión de cualquier ideología,  estilo de vida o pensamiento, excepto el que nosotros profesamos. No aceptaremos de represión de la dictadura democrática que nos gobierna hoy.

Denunciamos la pública y antojadiza manipulación de la llamada mal llamada “Ley Antidiscriminación”, la cual está siendo usada por minorías nacionales y extranjeras para su exclusivo beneficio y para coartar la libertad de expresión y pensamiento de otros.

El MANS exige la completa libertad de religión y conciencia. Sólo se debe perseguir a aquellas creencias que contraríen el sentimiento moral nacional y cuya esencia sea destructiva para el  Estado y para el pueblo.