Los medios de comunicación, la diversidad y la neutralidad política.

Los medios de comunicación son un instrumento de gran alcance del sistema de desinformación y censura global. Deben existir reales garantías para una real libertad de expresión y opinión. La actual concentración de los medios de opinión en unas pocas manos, impide que llegue la verdad a la ciudadanía y si llega ya esta tergiversada, esto es lo que denominamos desinformación de la opinión pública. Por lo tanto deben terminar los actuales monopolios de la prensa y de la radiodifusión. Estos deben ser un servicio público neutral y no un portavoz de las fuerzas políticas y económicas gobernantes.

El MANS está en abierta oposición a todas las influencias dañinas en el cine, la televisión, la prensa, el teatro y el arte. Especial atención se debe poner al combate de la pornografía, al arte decadente y a la vulgaridad en todos los ámbitos.

Por esta razón exigimos que:

  1. a) todos los editores y colaboradores de periódicos que se publican deben ser ciudadanos;
  2. b) los periódicos extranjeros requerirán para su publicación, la autorización expresa del Estado.
  3. c) toda participación financiera en periódicos nacionales o la influencia en ellos por parte de extranjeros será prohibido por ley, y exigimos como castigo, de contravenciones la clausura de la empresa periodística, así como la inmediata expulsión del  país de los extranjeros participantes de la misma.

Los periódicos que contravengan el interés de la Nación han de ser prohibidos. Exigimos la lucha legal contra las tendencias artísticas y literarias que ejercen una influencia corrosiva sobre nuestra vida nacional y la clausura de actos que contravengan las exigencias precedentes.