Terrorismo, ésa es la verdad.

Terroristas queman medio país y los medios de desinformación junto al gobierno, ocultan esta verdad al Pueblo y desvían la atención. Nadie en nuestro país cree en las ridículas afirmaciones del gobierno y de los alineados “expertos” que afirman que los incendios forestales son “espontáneos” o que son producto del “calentamiento global” o el “cambio climático”.
La verdad es una y es clara: ES TERRORISMO, AVALADO POR EL GOBIERNO Y EJECUTADO POR GRUPOS EXTREMISTAS DE INSPIRACIÓN MARXISTA , APOYADOS Y FINANCIADOS DESDE EL EXTRANJERO.
No cabe ninguna duda que el “Gobierno de Chile” ha traicionado al pueblo, con su silencio e impasividad ante esta evidente verdad. Esto nos demuestra que para estos traidores es más importante la ideología o la cercanía política, que la vida y el bienestar de la Comunidad del Pueblo.
Por esta razón su reacción fue incomprensiblemente lenta, para así dar tiempo, seguridad y ventaja a estos grupos en su coordinada orgía de fuego, para así crear el clima propicio que buscan imponer en el país, para alcanzar sus objetivos estratégicos.
Por otra parte, los altos mandos de las FF.AA. acobardados y comprometidos con el poder, no han sido capaces de decir ésta verdad sobre los ataques, guardando un cobarde y cómplice silencio. Sólo algunos ex militares, entre ellos un valiente y patriota Almirante, se han atrevido a denunciar y dar a conocer abiertamente la verdad.
Esto nos demuestra nuevamente que los “altos mandos” están más preocupados de asegurar su jubilación, su “imagen” y su bienestar económico, en vez de proteger a la nación de enemigos abiertos o encubiertos, internos o externos. Similar situación acontece con los mandos de ambas policías, al ocultar sistemáticamente los verdaderos móviles de estos ataques.
Así está nuestro país, sitiado, traicionado y puesto de rodillas por un puñado de terroristas nacionales y extranjeros, que operan con absoluta libertad e impunidad a lo largo del país, con el beneplácito de una seguidilla gobiernos débiles y miserables; junto a unas FF.AA. que permanentemente traicionan su Juramento de Honor e incumplen deliberadamente su misión institucional y constitucional.