¿Qué es el Nacional-Socialismo?

Es una Visión del Mundo, nacionalista y social, que busca lograr la unión de todos los chilenos, mediante el afecto, la colaboración y la coordinación de todas las clases sociales, teniendo como fin último el bienestar de la comunidad, por sobre los intereses individuales, partidistas o económicos.

¿Es el Nacional Socialismo un sistema dictatorial?

No, el Nacional-Socialismo no es una dictadura y tampoco una democracia, es una CONDUCCIÓN. Las decisiones vitales no son tomadas por las mayorías mediante el sufragio universal o por votaciones parlamentarias. Las decisiones son tomadas por el Conductor, siempre teniendo como guía los intereses de la Comunidad del Pueblo. Ciertas decisiones de gran importancia nacional pueden ser sometidas a referéndums o plebiscitos, los cuales tienen por finalidad ratificar las decisiones tomadas por el Gobierno. A diferencia de la democracia, el parlamento en el NS está constituido por dos representantes de cada gremio, que son quienes conocen efectivamente los problemas que aquejan a los ciudadanos en sus respectivas actividades profesionales y económicas, representación que no existe en la democracia, ya que en este sistema los “representantes”, sólo representan los intereses de los partidos políticos y de los grandes grupos económicos de poder. Ver más…

¿El MANS es un movimiento neonazi?

No, el MANS es un movimiento nacional-socialista, que no tiene relación con las organizaciones neonazis. Su acción política se basa en la difusión pacífica del ideario nacional-socialista y no utiliza la violencia como medio de acción política.

¿Cómo pueden existir nacional-socialistas en Chile si no somos “arios”?

Esta típica afirmación responde a la ignorancia que existe respecto al concepto de “ario”, el cual más que un concepto étnico, es un concepto lingüístico. El término más adecuado es el de “europoide”, utilizado para designar a aquellos individuos y naciones, que en su composición étnica tienen un aporte predominantemente europeo o blanco.

La propaganda del sistema se ha encargado de hacer creer que la raza “aria”, europide o blanca, es una raza alta, rubia, de ojos azules y de tez extremadamente blanca. Esta clasificación corresponde a la subespecie nórdica, correspondiente a los pueblos del norte de Europa, que tanto como los mediterráneos (de tez morena o blanca y de pelo negro, característica típica de españoles, italianos, chilenos, argentinos, uruguayos y griegos) pertenecen a la raza europoide o blanca.

Se ha inducido a este error con la finalidad que el ciudadano común crea que por no ser alto, de ojos claros y pelo rubio, no puede ser nacional-socialista, por mucho que comparta la doctrina. Este modelo de “ario” que el sistema por medio de la propaganda nos presenta es absolutamente arbitrario. Basta presentar como ejemplo al Ministro de Propaganda Joseph Goebbels, quien era bajo, de pelo negro, ojos café y además sufría de una evidente cojera. Características que no encajan con la imagen de “ario” que la propaganda nos presenta. Esto no fue obstáculo para que se transformara en uno de los líderes más destacados del nacional-socialismo.

En el caso de nuestro país, si bien existe un porcentaje importante de mestizaje, Chile es un país predominantemente europoide como lo es también Argentina y Uruguay. Esta predominancia es la que le da a nuestra nación sus características propias que nos diferencia del resto de las naciones latinoamericanas y que se ha visto reflejada en nuestra historia política y militar.

¿Cómo pueden existir nacional-socialistas en Chile si el Nacional-Socialismo es una ideología exclusivamente alemana?

Esta es una creencia muy extendida en nuestro país. Es lo mismo que se afirmara que por no ser griegos no podemos ser demócratas, o que por no ser rusos no podemos ser comunistas. Ser nacional-socialista no significa “creerse” alemán o pretender serlo, como tampoco adherir al comunismo significa creerse o pretender ser ruso.

“El nacionalsocialismo es una nueva concepción ideológica. Y llegará a ser en el futuro, en una forma determinada por los factores de sangre y suelo, de la idiosincrasia y del carácter nacional de los diferentes pueblos, la ideología política de todo el orbe”.

Cita tomada de un documento oficial del Partido Nacional-Socialista de los Trabajadores Alemanes (NSDAP)

Esta cita nos demuestra que la doctrina del Nacional-Socialismo puede ser adaptada para la realidad de cualquier pueblo o nación.

¿Qué piensan del Holocausto Judío?

El “holocausto” no es más que una muy bien montada mentira, creada para acobardar el nacionalismo y desprestigiar al nacional-socialismo. Mentira que ha logrado hacer prácticamente intocable e incuestionable al sionismo, pese a su historial de crímenes y abusos.

Existen muchos libros revisionistas que echan por tierra el mito de los seis millones de judíos asesinados en las cámaras de gas. Por la extensión del tema dejamos el siguiente listado de titulos que tratan de la impostura del “holocausto judío”.

– ¿Murieron Realmente 6 Millones?

– Informe Leuchter.

– La Mentira de Ulises.

– Holocausto a Debate.

– La Fábula del Holocausto.

¿El nacional-socialismo es un movimiento racista? 

En la actualidad mucho se habla de “diversidad étnica” y “multiculturalismo”, lo que esta bien, ya que toda raza tiene el natural derecho a preservar su herencia étnica y cultural. Afirmamos que el único medio viable para perpetuar en el tiempo la diversidad es que cada etnia preserve intactas sus características genéticas. El mestizaje y el multirracismo que promueve la globalización y el mundialismo, sólo trae el caos a las naciones y son los peores enemigos de la diversidad; ya que el mestizaje destruye las cualidades étnicas y culturales propias cada raza y nación. Desde este punto de vista, es natural que cada etnia y cultura quiera preservar intactas su identidad étnica y cultural. Por esta razón, es importante que cada nación proteja y preserve su patrimonio genético, que es el que define sus características propias, conducta y estilo de vida.

Racismo no significa odiar o destruir a otra raza. Por el contrario, significa proteger lo que es propio a nivel étnico y cultural, respetando las diferencias con otras razas y culturas.

“Racismo es considerar que la riqueza y la variedad de culturas y de formas de vida es algo a mantener, y que están basadas en la variedad y riqueza de las etnias del mundo. Y que por tanto esa variedad cultural y vivencial debe ser mantenida mediante el apoyo a la diversidad étnica, no mediante la uniformización racial”.

Ramón Bau

¿Qué es el Racismo?

“Racismo es el convencimiento de que la Raza y sus implicaciones tienen una importancia decisiva en la vida del pueblo, y debe ser pues tenida muy en cuenta en su desarrollo.

Cuando estudiamos los puntos que importan tener en cuenta en la política de un pueblo, si consideramos que la Raza influye decisivamente en el comportamiento y el desarrollo de éste, en ese momento estamos haciendo racismo. Si creemos que la base étnica de un pueblo es básica para entender su idiosincrasia, su arte y su cultura, su forma de ser y sus necesidades, esto es plantearse una política racista.

Si, por contra, se cree que la etnia popular no tiene importancia, que no hay que tener en cuenta las consideraciones étnicas para entender el comportamiento y aspiraciones del pueblo, entonces se es anti-racista. Hoy día se han editado diccionarios de antropología donde no se habla de la palabra Raza, esto es anti-científico, es una auténtica estupidez. Esta es la base del racismo, no otra, no cualquier otra consideración que se pretenda sacar de esta premisa”.

Ramón Bau

¿Qué no es Racismo?

“No es racismo el odio entre razas, de ninguna forma ni clase, y sin excluir ninguna raza de esa norma. Por contra el odio entre o contra una o más razas es anti-racismo, puesto que es una actitud contra la ‘Naturaleza’, contra la Raza.

No es racismo tampoco el sentimiento de superioridad o de desprecio por otras razas. Cualquier etnia tiene una base natural que es admirable y que debe ser apreciada como una riqueza más de nuestro ecosistema. Por supuesto no es racismo, sino delincuencia, el agredir a inmigrantes de otras razas. Sin duda la identificación de la delincuencia por motivos raciales con la ideología racista ha sido una de las armas preferidas del sistema para desprestigiar una ideología que, precisamente, condena la agresión por motivos raciales.

¿Los nacional-socialistas son “anti-judíos”?

No, el nacional-socialismo no es “anti-judío”. El NS sólo se opone al movimiento político extremista llamado SIONISMO. No esta en contra del judaísmo como religión, como raza o como estilo de vida. Únicamente se opone a las pretensiones hegemónicas del sionismo a nivel nacional e internacional. En nuestro caso local, nos oponemos a su pretensión de fundar un estado sionista en la Patagonia chilena y argentina, y al poder que ejerce sobre la clase política, los medios de comunicación y la economía. A nivel internacional nos oponemos a su poder global, a la ocupación de Palestina y al supremacismo que ejercen sobre los gobiernos, la prensa, el cine, la economía, la ONU, el FMI, los OMC, y gran parte de los organismos internacionales. Organismos que utilizan descaradamente para su exclusivo beneficio y en contra de las naciones gentiles.

¿Quién puede ser militante del MANS?

Cualquier ciudadano que adhiera a los postulados del Nacional-Socialismo, en su aspecto político, étnico y cultural. Que este dispuesto a luchar y trabajar por Chile, ante las amenazas de la globalización, el liberalismo, el multirracismo, el individualismo y el marxismo apartida.