Movimiento de Acción Nacional-Socialista CHILE

Nacional-Socialismo : ¡Única solución para Chile!

tfn2 (2)El Nacional-Socialismo se plantea como una instancia, la mejor,  para una real y definitiva restauración de los VALORES PATRIOS, un resurgimiento de la CHILENIDAD, llegando por un camino natural y lógico al bien común.

La Naturaleza es la guía primigenia y columna vertebral del Nacional-Socialismo. No hay otro partido o corriente política que respete o siga fielmente sus leyes, sólo el Nacional-Socialismo. Ella no crea ni ha creado jamás dos seres iguales, sino que en cada uno aplica distintas proporciones de los mismos componentes y características, estableciendo de este modo jerarquías y enmarcando a cada individuo en su propio nivel.

El derecho de propiedad  forma parte de la Naturaleza y como tal el Nacional-Socialismo lo respeta. Tan sólo pone límites cuando la propiedad individual va en detrimento de los demás individuos, es decir, cuando atenta contra el bien común.

La economía nacional-socialista  acepta la propiedad privada con la salvedad de que los puestos directivos deben ganarse por capacidad personal y no por capital, apellidos o influencias, máxime si de preferencia los dueños de las empresas son los mismos trabajadores. Declaramos que la economía está para servir al pueblo y no para servirse de él. En este punto acabaremos con el yugo del interés del dinero que hoy empobrece a nuestro pueblo; controlaremos la usura tanto de los bancos, como de los grandes conglomerados empresariales, dando un valor ético a los bienes y servicios. El Estado será dueño sólo de los servicios públicos, empresas estratégicas y aquellas que por su tamaño no conviene a la Comunidad del Pueblo que estén en manos particulares como sucede hoy.

En lugar del “dinero fiduciario”  aceptado internacionalmente, se usará como base de la moneda el “patrón trabajo” y no existirá el interés sobré el capital. Única y exclusivamente el Trabajo, sea manual o intelectual, puede generar riqueza.

No creemos ni aceptamos el sistema PARTITOCRATICO, mal llamado “democracia”. A la cabeza del Estado debe haber un solo Líder, el que logrará ese sitial imponiéndose por su valía personal, su don de mando, conciencia social, capacidad intelectual y cualidades morales. Le asesorará un Consejo y bajo éste estarán los Ministros, seguidos por una Cámara Corporativa. En ésta no tendrán cabida los politiqueros profesionales, pues estará integrada por dos integrantes de cada Gremio, es decir, de cada actividad específica de la industria, la agricultura, el comercio, profesionales, oficios, etc. Estos representantes no van a cumplir órdenes de partido, sino que a defender los intereses y plantear los problemas de sus propios colegas, es decir, los que ellos viven en carne propia.

En Educación se tenderá a formar mentes sanas en cuerpos sanos, evitando saturar dichas mentes con conocimientos enciclopédicos a veces inútiles, y desarrollando en cambio aptitudes físicas y morales para un mejoramiento de nuestra Comunidad  del Pueblo, y todo este proceso en estrecho contacto con la Naturaleza. En la educación superior no habrá trabas para los realmente capaces y dotados, cerrándose las puertas a los que teniendo sólo apellido, dinero o influencias no estén realmente capacitados.

En Salud se terminará con el lucro desmedido tanto en la salud pública como privada. Se controlarán los precios de los medicamentos, de las atenciones médicas y de los planes de salud de las Isapres, que hoy tienen un carácter de usurero.

En Previsión Social se realizará una reforma tal, que garantizará pensiones dignas a todos los chilenos y no las pensiones de miseria con las cuales deben vivir miles de jubilados. En este punto se acabará con el negociado inescrupuloso de las AFP.

En Seguridad Pública  y Justicia se crearán códigos de aplicación rápida y simple que castiguen a todo culpable, sin lugar a resquicios legales,  mentiras de abogados, presiones políticas o fallas del sistema que actualmente la tornan inoperante e injusta. Estas medidas disminuirán en forma ostensible la actual ola de violencia, inseguridad y delincuencia que asola a nuestra Comunidad del Pueblo.

En Agricultura sostenemos que la tierra adquirida y defendida por la Nación debe estar sólo en manos de chilenos, los que tendrán la obligación de cultivarla en forma óptima y con miras a servir el interés Nacional. La propiedad agrícola será heredable evitando la subdivisión y el Estado promoverá la colonización a zonas no explotadas. Se eliminarán las hipotecas.

En Política Interior se dará preferencia absoluta al chileno por sobre cualquier extranjero y este último será tolerado sólo como huésped, mientras que su presencia sea un aporte positivo para nuestra sociedad, siendo expulsado tan pronto quebrante una ley o atente de cualquier manera en contra de la Comunidad del Pueblo.

En Política Exterior se defenderán los intereses Chilenos en forma enérgica e inapelable, frente a todo enemigo abierto o encubierto, especialmente contra las maquinaciones sionistas, tanto a través del capitalismo yanqui como del marxismo apátrida.

Los puntos precedentes resumen en forma simple la Política Nacional-Socialista. No pretendemos agotar aquí el tema y hemos tocado sólo tangencialmente la Doctrina y Filosofía nacional-socialista, ya que nuestro interés es dar una visión global a aquellos que deseen abrazar nuestra causa y les sirva de punto de partida para iniciar un estudio serio y profundo de nuestra Cosmovisión, además de descubrir las mentiras y engaños que durante décadas se han difundido respecto a nuestro ideal.

¡Siempre Adelante!

Atrás puesto

© 2017 M.A.N.S.