Movimiento de Acción Nacional-Socialista CHILE

El mes de Mayo y las Glorias Navales de Chile

En Chile, Mayo es conocido por muchos como el “Mes del Mar”, sin embargo, ¿sabemos el origen y significado de ello?, y, por otra parte, ¿tenemos real conciencia de la responsabilidad que como chilenos debemos asumir respecto al legado de nuestros antepasados?

         Nuestro país, con más de 6.400 kilómetros de costa, es un territorio con una indiscutible proyección marítima. Dicha realidad, que nos liga al mar de manera inevitable, es repetida una y otra vez por los diferentes medios de comunicación, enciclopedias geográficas y hasta en los textos educacionales emitidos por los gobiernos de turno como si se tratara tan solo de un simple dato “curioso” de nuestra geografía o, mejor aún, como un mero facilitador del intercambio económico internacional que nos abre las puertas a los grandes mercados mundiales.

            Esta manera fría y distante de contemplar el mar, en la cual se nos atribuye la condición de “país marítimo” únicamente por poseer una larga sumatoria de kilómetros de costa, constituye una visión incompleta, y a la vez deformada, que ha sido concebida por intereses ajenos al pueblo y, al mismo tiempo, enemigos del alma nacional. La propagación de dicha visión simplista facilitará que en un futuro no muy lejano las personas en este país estén dispuestas a “ceder” voluntariamente, y sin mayor remordimiento, extensiones de costa a otros países debido a su propia castración del sentido de identidad y pertenencia a la Comunidad del Pueblo, es decir, de aquel factor que a través del tiempo ha sido silenciosamente extirpado (u omitido) del concepto de “país marítimo”.

            Para los Nacionalsocialistas la importancia de la conciencia de un “país marítimo” va más allá del reconocimiento de su propia condición geográfica más o menos accesible al mar, sino más bien a través del sentido espiritual que su pueblo le atribuye, reconociendo a través de la historia los sacrificios realizados en el mar por sus propios antepasados, ya sea en la paz o en la guerra.

            Bajo el argumento descrito en el párrafo anterior, podemos reafirmar que para los chilenos no es mera coincidencia que el mes de Mayo sea considerado como el “Mes del Mar”, pues precisamente conmemoramos un nuevo aniversario de la epopeya heroica de Iquique, en donde las tripulaciones de los dos navíos más frágiles de la Marina chilena no dudaron en presentar combate frente a dos colosos de una escuadra enemiga, un 21 de Mayo de 1879.

            El gesto de valentía y nobleza demostrado por este puñado de chilenos, solo igualado en la Historia Universal por la hazaña de los 300 espartanos en las Termópilas, fue la chispa que en aquel tiempo encendió la llama del espíritu de la Nación entera, la cual no dudó en acoger el llamado de sus hermanos caídos y levantarse en armas contra un enemigo que osaba transgredir el honor e integridad de Chile.

            No se pretende desconocer con esto la antes citada proyección marítima de Chile, dada por la extensión geográfica de nuestras costas, sino mas bien declarar al mismo tiempo la importancia de mantener viva en la conciencia nacional la memoria de aquellos hombres y mujeres de mar que a través de nuestra historia, y hasta nuestros días, han ofrendado y siguen ofrendado su vidas en pos del trabajo diario al servicio del interés de la patria, ya sea en faenas pesqueras, acuícolas, portuarias o en el ámbito de la defensa nacional.

            Los Nacionalsocialistas aspiramos a fortalecer una Comunidad Nacional en donde cada ciudadano sea consciente de su responsabilidad para con sus antepasados, sus camaradas y las futuras generaciones; prevaleciendo ante todo su sentido de pertenencia e identidad con el pueblo de Chile, que lo haga ser digno de la gloria de aquellos que en el pasado sacrificaron su propia comodidad en pos de una causa o ideal superior: nuestro Chile.

            Vaya, pues, nuestro profundo agradecimiento como Movimiento de Acción Nacionalsocialista a todos aquellos ciudadanos anónimos que movilizados únicamente por aquella llama del espíritu nacional, lograron postergar la fecha de la tan controvertida “Cuenta Pública” que por largos años ha empañado la conmemoración de cada 21 de Mayo como Día de las Glorias Navales de Chile, recuperando así esta tradicional fecha de unión y orgullo nacional que sin duda forma parte integral de nuestra conciencia como “país marítimo”.

            ¡Chilenos!

            Jamás olvidéis que por vuestras venas corre la misma sangre de aquellos hombres que entregaron sus vidas sobre la cubierta de la corbeta “Esmeralda”; la misma sangre de aquellos que saltaron hacia la inmortalidad sobre la cubierta del “Huáscar”, la misma sangre de los héroes de Papudo, Abtao, Chipana, Punta Gruesa, Angamos, Pisagua, Arica y tantas otras acciones; así como también de aquellos marinos resueltos que en defensa del honor chileno miraron de cerca a la muerte en el Canal Beagle y el Cabo de Hornos hace sólo unas décadas.

            No permitáis que desaparezca del alma nacional la memoria de los Héroes de Iquique y de tantas otras dotaciones inmortales del pasado, y que una vez más dan vida a la celebración de las Glorias Navales de Chile; pues como un gran investigador histórico chileno sentenciara: “Un hombre solo muere cuando se le olvida”, nosotros no podemos olvidar a nuestra Patria y a todos aquellos que la han hecho grande.

¡Viva Chile!

próximo puesto

Atrás puesto

© 2017 M.A.N.S.